miércoles, 7 de enero de 2015

La mejilla

Te tocas la cara cuando estás nerviosa.
Lo haces creyendo que no te vemos.
Ni siquiera creo que tú te estés dando cuenta.
Acaricias suavemente tu mejilla,
siempre con la mano izquierda
y todas las veces de arriba abajo,
como si rastrearas las sombras de tu pelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario