domingo, 15 de marzo de 2015

El espejo del tiempo

De casi todo lo vivido
me quedo con el fondo de sus ojos.
No tiene que hablar para que lo entienda,
ni le hacen falta ladridos o saltos desbocados.
Queda su gesto sereno en el espejo del tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario