jueves, 12 de marzo de 2015

Vereisa

Hace mil años danzabas ante la hoguera.
Eras la odalisca que quebrantaba la noche.
Tu pelo se agitaba entre las llamas.
Ahora cruzas la calle pendiente de los automóviles.
Vistes un abrigo largo y un pantalón claro.
Te llamabas Vereisa y yo era el que encendía el fuego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario