viernes, 15 de mayo de 2015

El escaparate

La calle, la gente, tus prisas,
los pasos que no llevan a ninguna parte,
una niña estrenando unas gafas,
un viejo empujando una desgastada silla de ruedas,
un joven tatuado subido en una bicicleta,
tres adolescentes comiendo hamburguesas
y un violinista tocando a Bach en la acera.
Fue entonces cuando te viste reflejado.
Tus ojos, tu media sonrisa, tu pelo encanecido
en el cristal de un escaparate con ropa de verano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario