lunes, 25 de mayo de 2015

Villa Melpómene

Hace cinco años, viví obsesionado con el músico francés Camille Saint-Saëns. Investigué todo lo que pude de su vida, indagué sobre sus reiteradas estancias en Gran Canaria y fui acumulando información por todas partes. Luego me senté a escribir una pequeña novela que salió de un tirón en apenas dos meses. Una vez escrita, la dejé reposar casi cinco años. Volví a ella en enero. Borré mucho, se la pasé a algunos amigos para que la valoraran y finalmente me he decidido a publicarla. Vuelvo a apostar por el proyecto de ATTK Editores. Me fue de maravilla con El destino de las palabras, y creo que han ido consolidando un catálogo que vale mucho la pena. Aquí les dejo la sinopsis y el enlace la obra. La pueden adquirir con un solo golpe de clic en este enlace. También pueden descargarse gratuitamente un fragmento de la novela. Espero que les guste.

En la sinopsis de la novela se explica que Camille Saint-Saëns estuvo en la isla de Gran Canaria en siete ocasiones diferentes entre 1889 y 1909. Se sabe muy poco de esas visitas. Lo que se plantea en esta historia es la aparición de un diario oculto que el músico habría dejado en Villa Melpómene. Este diario apócrifo cuenta sus impresiones sobre el arte, la belleza y la vida. Al mismo tiempo, nos cuenta el amor que vivió con un joven profesor inglés que en aquellos años vivía en la isla formando a algunas de las hijas de la destacada colonia británica. Toda esta investigación la lleva a cabo un biógrafo francés de origen español que se acerca a la realidad actual de Canarias y que, igualmente, vive una historia de amor con una profesora de un instituto cercano a Melpómene, la casona en la que Saint-Saëns habitó y compuso algunas de sus obras más reconocidas. Hasta el momento nadie ha encontrado esos escritos en Melpómene; pero sí son reales muchas de las referencias que cuenta Saint-Saëns sobre su vida y su obra. Nuevamente, la portada de ATTK Editores es obra del pintor Augusto Vives.

3 comentarios:

  1. Hola, sólo decirle que estamos rodando una película sobre Saint-Saëns, o más bien sobre su esposa, Marie-Laure Truffot. Hace pocas jornadas rodamos en Melpómene, una casa que no me puedo quitar de la cabeza desde hace años. Es una historia sobre la memoria y el relevo de los sueños. Es sobretodo el retrato de una muerta, de una mujer que pudo haber estado en Melpómene en esos inviernos, aunque no lo hiciera de una manera física. Nos acompañan en el rodaje una curiosa concatenación de ecos y reflejos que conceden a Melpómene la categoría de maelstrom pacífico, o quizá no tanto. Bueno, enhorabuena por su novela y un saludo atento. Carlos Olalla.

    ResponderEliminar
  2. Hola Carlos, es fascinante ese cruce de ficciones con Camille, con Marie-Laure y con Melpomene. Espero que podamos coincidir y compartir las razones de estas magias tan sorprendentes. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Sería iluminador compartir esas razones. Desde que empezó el rodaje asistimos mis compañeros y yo a un despliegue de coincidencias y señales que no hemos dudado en calificar de "la mano de Marie-Laure". Conozco Melpómene desde haces años, pero sólo cuando se cruzaron dos o tres ejes distintos vi la posibilidad de escribir el guión de "Mar de Mármara". Cuento con la colaboración en la dirección y la fotografía de Pedro García, David Delgado y Javier Ríos, aparte de actor, actrices y otras ayudas inestimables. Rodamos sin un duro, pero ya en el bruto de lo rodado (estamos al 50% del rodaje) se atisba la belleza del "Stipo Pranyko con cuadros blancos" y "Los sueños al viento", las dos últimas obras de David delgado y Pedro García. Las conexiones entre su novela y el guión son abundantes, más de fondo quizá que de superficie, en cualquier caso notables. Sería muy interesante charlar sobre esto.Carlos Olalla. Mi email es cjmarmar@gmail.com. Un abrazo.

    ResponderEliminar