domingo, 4 de octubre de 2015

Fénix

En esta ínfima,
casi testimonial
participación en la historia,
agradezco al destino
que me dejara renacer como esos pájaros
que reviven una y otra vez
después de que les queman las alas

No hay comentarios:

Publicar un comentario