martes, 22 de marzo de 2016

Mosaicos

Aún se podía reconocer el mosaico,
aquel juego de piedras de colores
que había resistido el tránsito de los años.
Me agaché y retiré el polvo de las grietas.
Luego acaricié unos pasos lejanos,
la huella de quien caminó alguna vez
por aquellas baldosas desgastadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario