domingo, 22 de julio de 2018

La estancia

No fue para perder el tiempo.
Y el tiempo se pierde.
Lo perdemos muchas veces.
No fue para aburrirme,
ni para dejar que otros decidieran.
Si me quedé fue para conocerte
y para encontrar un nuevo paraíso
en todas las calles que reconozcan mis pasos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario