domingo, 19 de agosto de 2018

Los barcos lejanos

Tal vez vengas de ese lugar,
de cuando no éramos más que sombras,
a veces extiendo la mano,
y acaricio tu espalda,
y reconozco la estela del tiempo,
ese brillo lejano que dejan los barcos
cuando se pierden en el horizonte
como si se los tragaran las aguas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario