domingo, 27 de septiembre de 2020

Rue des Jeuneurs


Iré yo solo cualquier día de estos,

subiré a un avión

y me quedaré en un hotel

con vistas al Sena.

Callejearé por los bulevares

cerrando mi mano

para sentirte cerca,

o extendiendo

disimuladamente mi brazo,

como si te abrazara.

Me acercaré

a la rue des Jeuneurs

y pediré la tarta de mil crepes

de Té Matcha

que queríamos compartir

en aquel viaje

que planeábamos juntos

sin tener en cuenta a la muerte.

sábado, 5 de septiembre de 2020

Domingo y orillas

El pasado es letra reseca, 
agrietada, herida por el sol
y la intemperie.
Relees y corriges, 
y reescribes, 
pero eso es solo ficción, 
o fantasía, 
como decían antes las maestras, 
una vida tuya que no tuviste, 
las palabras que hubieras compartido, 
los domingos con amores eternos
dejando mojar los pies en todas las orillas.

jueves, 9 de julio de 2020

El mango

En el dulzor del mango
se siente el zumbido de la abeja,
el calor del sol de primavera,
el viento que agitó las ramas del árbol,
la mano que cogió la fruta
y la acarició unos instantes.
No saboreas solo el presente,
lo que tienes delante,
ni en la vida,
ni en esas frutas luminosas
que saben a verano.

sábado, 20 de junio de 2020

Los mapas

Siempre estás en la salida.
Avanzas, caminas,
incluso a veces crees que corres,
y de nuevo te despiertas
y tienes que inventar la meta.
Unas veces vas de la mano,
y besas y abrazas por las calles,
y otras paseas solitario
buscándote
en el reflejo de los charcos.
Y todo está bien
siempre que no te detengas.
Si te detienes se acaba la partida.
Tampoco sabes hacia dónde te diriges,
o lo sabes luego cuando llegas
y miras hacia atrás
como quien reconoce
un mapa con los trazos de sí mismo.